4 COSAS QUE TODO EL MUNDO DEBERÍA SABER SOBRE LAS RELACIONES SALUDABLES

Estas 4 cosas que te mostramos en este artículo no siempre se hacen realidad cuando piensas en una relación saludable y, sin embargo…

Tener relaciones saludables no debería requerir mucho trabajo, y, si lo hace, es hora de ir por caminos separados. Tenemos que ser compatibles con nuestra pareja, ya que, de lo contrario, nuestra relación ya está probablemente condenada al fracaso. Se supone que tu pareja sabe lo que quieres y lo que necesitas.

Nuestras creencias son muy importantes

Es importante porque nuestras creencias afectan nuestro comportamiento y cómo determinamos el estado de nuestra relación y nuestra satisfacción con ella. Si crees que la terapia es para parejas que se están divorciando o tienen problemas «reales», es posible que te estés de perdiendo una herramienta esencial que podría mejorar y fortalecer tu relación. Si crees que tu pareja debe conocer instintivamente tus necesidades, no las articulará con claridad y te sentirás increíblemente insatisfecho. Si crees que las relaciones saludables son fáciles, es posible que huyas a la primera señal de conflicto, que en realidad puede ser una oportunidad para fortalecer la conexión entre ambos, si se hace correctamente.

En otras palabras, nuestras creencias pueden prepararnos para el éxito o el fracaso en una relación. Pueden hacer que nos unamos como pareja, o pueden hacer que nos vayamos (o que nos quedemos muy infelices).

Como tal, hablamos con varios expertos para romper algunos mitos comunes y compartir lo que todos necesitan saber sobre las relaciones saludables. Estos son solo algunos de los mitos y conceptos erróneos comunes a los que nos aferramos sobre lo que realmente son las relaciones saludables y cómo se ven realmente.

1. Las relaciones saludables no riman con 50/50

“De hecho, algunos días, semanas o meses, las relaciones saludables podrían ser 90/10”, dijo Mara Hirschfeld, terapeuta matrimonial y familiar con licencia que se especializa en individuos y parejas en problemas de relación. La clave es que los dos integrantes de la pareja permanezcan unidos y estén convencidos de que estos porcentajes tan variados no durarán para siempre.

Hirschfeld compartió este ejemplo: una esposa se siente abrumada en el trabajo y tiene que quedarse hasta tarde en la oficina todas las noches durante algunas semanas, deja a su esposo para que se ocupe de los niños y las tareas del hogar. Al mes siguiente, la madre del marido es diagnosticada con cáncer, lo que significa que necesita más apoyo emocional y logístico en casa, por lo que se vuelve ahora fundamental el apoyo de su esposa.

Según Hirschfeld, las principales conclusiones son: “reconocer e identificar dónde se encuentran ambos en la escala (90/10); comunicarse abiertamente sobre ello; y trabajar duro para mantener la confianza y no asumir intenciones maliciosas (es decir, «se quedó en el trabajo porque no le importaba» o «no necesitaba realmente quedarse»).

2. Las relaciones saludables experimentan conflictos

Toda relación es conflictiva, porque los seres humanos son complicados y tienen creencias, deseos, pensamientos y necesidades diferentes. Después de todo, incluso los hermanos que comparten gran parte del mismo ADN criados en la misma familia no son los mismos.

La diferencia con las relaciones saludables es que «los integrantes de la pareja reparan cualquier angustia que se hayan causado entre sí de manera oportuna», dijo Clinton Power, asesor de relaciones clínicas. Esto es esencial, porque con el tiempo un conflicto no resuelto puede convertirse en resentimiento y amargura, dijo.

3. Las relaciones saludables honran sus compromisos

Según Peter Pearson, psicólogo y cofundador de The Couples Institute, «Si anotas tus propios compromisos con tu pareja, tienes en tus manos el mejor consejo de pareja que podamos darte.»

Esto se debe a que has escrito tus compromisos con el «yo superior», describiendo cómo aspiras a ser tanto en los buenos como en los malos tiempos, y cómo serás como una pareja amorosa. Probablemente hayas hecho promesas que no son tan fáciles de cumplir, y tal vez haya mencionados cómo le brindarás lo mejor a tu pareja, dijo.

4. Las relaciones saludables ponen a cada miembro en primer lugar

En otras palabras, las parejas se dan prioridad mutuamente sobre otras personas y cosas, dijo Power, al mismo tiempo que compartió estos ejemplos: estás planeando salir con amigos, pero tu pareja quiere pasar la noche en casa. Entonces decides volver a ver a tus amigos otra noche y quedarte con tu pareja. Tu pareja quiere ver una película que no te interesa, pero tú decides verla de todos modos para pasar un buen rato juntos. Tu pareja te dice que últimamente se ha sentido desconectado, entonces cancelas varios compromisos para pasar tiempo juntos.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment

Instagram

Most Popular

3 PASOS PARA LIBERARSE DE LA DEPENDENCIA EMOCIONAL EN PAREJA

LIBERARSE DE LA DEPENDENCIA EMOCIONAL EN PAREJA Cuando nos encontramos con la persona que amamos, somos uno y somos, en este momento, dependientes y fusionados...

10 SEÑALES DE QUE UNA RELACIÓN SE VOLVERÁ TÓXICA

Las nuevas relaciones son emocionantes y la química inicial es embriagadora y adictiva. La tentación de lanzar la precaución al viento y lanzarte de...

¿CUÁLES SON LOS INGREDIENTES BÁSICOS DE UNA PAREJA?

En la terapia de pareja, es común que se les pida a ambos que den su propia definición de lo que es ser una...
You cannot copy content of this page