Miedos garantizados para destruir tu vida amorosa

A veces eres tu propio monstruo debajo de la cama.

1. Miedo a los defectos

Nadie es perfecto, ni tú, ni yo, ni el chico con el que estás saliendo, y no todos los defectos son poco atractivos. Deja de temer las mismas cosas que te hacen, bueno, humano. Todo el mundo va a tener sus peculiaridades y errores del pasado, incluido usted. No les tengas miedo, abrázalos. Es la única forma de conocer las mejores partes de las personas con las que sales.

2. Miedo a repetir errores pasados

Hoy está aquí y ayer se fue. Si vive con este miedo constante de volver por un camino que una vez le falló, nunca tomará ningún camino. Te quedarás ahí mirando todas las opciones y dudando de cada paso que des. Lo cuestionarás todo. Tenga confianza en las formas en que ha crecido y las lecciones que ha aprendido. Deja de comparar nuevos amores con amores pasados. Deja de comparar un yo pasado con el nuevo yo.

3. Miedo al compromiso

Tener citas no significa que estés atrapado. Nadie te va a encadenar a su corazón y arrastrarte en contra de tu voluntad. Las relaciones saludables y las personas que lo apoyan te liberarán, no te detendrán. Cuando te abres a la posibilidad de la positividad, realmente querrás comprometerte. Están en tu equipo porque eso es lo que se supone que son las relaciones: un equipo, no una sentencia de prisión. Además, alejar a las personas constantemente cuando se acercan a una etapa de compromiso es francamente agotador.

4. Miedo a la infidelidad

Sí, la gente miente. La gente engaña. La gente roba. La gente incluso te roba la confianza, pero no es necesario. Tener miedo a la deshonestidad no logra nada más que la destrucción total de cada relación potencial que pueda tener. La confianza es todo. Si no puedes confiar en alguien, destroza la mejor parte de tu tiempo juntos y separados. La falta de confianza es la enfermedad que solo continúa propagándose hasta que es fatal.

5. FOMO (El miedo a perderse)

A la gente le gusta crear escenarios. Es natural lanzar algunos «qué pasaría si» de vez en cuando. Sin embargo, la verdad del asunto es que hacen que pierda las oportunidades que tiene justo enfrente. Nunca hay un momento perfecto para nada. Tener citas ahora no significa que no puedas seguir tu carrera, viajar o pasar tiempo con tus amigos. Pasar tiempo soltero no significa que esté perdiendo deliberadamente oportunidades para tener relaciones íntimas. No te estás perdiendo, estás experimentando el ahora, y eso es todo lo que realmente tenemos de todos modos.

6. Miedo a la desaprobación pública

Todo el mundo quiere sentirse aceptado. Todos quieren que las personas que los rodean apoyen con quién pasan el tiempo. Eso es natural. Desafortunadamente, es imposible. No deberíamos necesitar algún tipo de aprobación social para salir con alguien. La gente siempre te juzgará. ¿A quién le importa? Ya es bastante difícil encontrar a alguien con quien disfrutes lo suficiente, y mucho menos con alguien con quien todos los demás en tu vida también querrían salir.

7. Miedo a tu verdadero yo

Tienes que amarte a ti mismo antes de poder amar a nadie más. Tienes que aceptar tus supuestos defectos y debilidades y saber que mereces el tiempo y la atención que mereces. No puedes avergonzarte de mostrarle a alguien quién eres. La gente puede ver a través de intentos de disfraz. Ellos pueden saber si estás siendo sincero y real. Sé que puede ser aterrador ser vulnerable, pero si no eres real, ¿qué eres?

8. Miedo a estar solo

Si sale con alguien, hágalo por las razones correctas. No salgas con alguien porque sientes que necesitas a alguien. Te obliga a tomar decisiones y compromisos que normalmente no harías. No te quedes con alguien que sabes que no es adecuado para ti porque tienes demasiado miedo de estar solo. Ten confianza solo. Confíe en alguien más.

9. Miedo a tener el corazón roto

Todos hemos sido quemados. Todos sabemos que es un riesgo dejar entrar a alguien y dejar que te vea. A veces es tan arriesgado que casi intencionalmente destruimos nuestra propia vida amorosa para evitar la posibilidad de permitir que alguien nos lastime. No es forma de vivir. Cualquier cosa y persona que te importe tiene el poder de romperte el corazón, sí. Pero ese mismo poder puede brindarte una alegría inconmensurable. La alegría vale la pena el riesgo. La alegría es digna de ser valiente, honesta y genuina. Vale la pena sumergirse en territorios inexplorados con una enorme sonrisa y un corazón abierto.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment

Instagram

Most Popular

11 maneras de probarle amor a tu novio

La preocupación de probar tu amor es un aspecto muy femenino. La mayor parte de los hombres eligen los medios...

Qué llevar a cabo y qué no realizar en tu primera cita

Meditar sobre lo que deseamos realizar en una primera cita puede ser un desafío, pero asimismo puede ser realmente entretenido...

De qué forma olvidar un amor irrealizable

Hay amores que sencillamente no tienen la posibilidad de ser pues los dos procuran cosas distintas o pues sus caminos...