Cómo hacemos el amor, no la guerra: en el cuidado de los demás

¿Cómo hacemos el amor, no la guerra? Todas las parejas están al cuidado de los demás … lo sepan o no. Desafortunadamente, las parejas a menudo luchan con este principio básico de crear una relación feliz. ¿Por qué? ¿Qué está pasando?

Andy y Dot

Pongamos un ejemplo. Dot y Andy se van a vivir juntos. Ambos tienen éxito en sus propias vidas y ambos están marcados por relaciones pasadas. Cuando Dot y Andy se conocieron, ambos sabían que habían conocido a esa persona especial. Se enamoraron y estaban emocionados de estar juntos.

Pero luego sucedió algo que cambió eso. Dot y Andy decidieron mudarse juntos. De repente, están peleando. Están confundidos. Las fallas de su pareja parecen enormes. Se preguntan cómo no pudieron haber visto antes estas cualidades en su pareja. Andy cree que Dot es controlador y egoísta. Dot cree que Andy está fuera de contacto y malinterpreta lo que está sucediendo entre ellos. Ambos sienten que no se los considera ni se los considera por lo que realmente son. Después de todo, cada uno sabe que es una buena persona. ¿Cómo podría estar pasando esta pesadilla?

Dot se ha divorciado recientemente y se sintió completamente aprovechada por su ex durante el proceso de divorcio. Ella ha sido herida. Andy ha tenido algunas relaciones muy difíciles en el pasado. Ambos han experimentado mucho trauma relacional en sus historias. Así que, sin duda, ambos están aterrorizados por este nuevo compromiso que se han hecho. Este nuevo factor estresante de hacer un mayor compromiso mutuo ha cambiado su dinámica. En lugar de pensar que encontraron “al indicado”, se preguntan si la relación lo logrará. Ya no saben hacer el amor, no la guerra.

El cerebro autoprotector

¿Qué pasa cuando una persona está aterrorizada? Se vuelven autoprotectores. En lugar de asegurarse de que la relación sea segura, se centran en su seguridad personal como individuo. Ven lo que está mal en lugar de lo que está bien.

Nuestros cerebros están conectados para sobrevivir. Nuestro cableado de supervivencia pasa a primer plano y nos dice que lo que está sucediendo no es seguro, lo que está haciendo nuestra pareja es peligroso y no está bien, y nuestra relación no está bien.

Sin ayuda, esto es cuando una relación puede romperse, con uno u otro socio corriendo hacia las colinas. La relación se vuelve desechable en lugar de vale la pena trabajar en ella. Y así, cada socio tiene otra experiencia de relación traumática. Cuando entran en su próxima relación, a medida que surge el conflicto, tienen aún más sospechas y miedo, más trauma relacional que desentrañar.

Posiciones predeterminadas

Cuando surge un conflicto, las parejas también caen en sus posiciones predeterminadas. Andy toma espacio, provocando una sensación de abandono en Dot. Y Dot intenta que Andy hable de lo que está pasando, lo que provoca una sensación de estar abrumado y no ser visto por Dot. Van a la guerra. Lo que es mío es mío, lo que es tuyo es tuyo, y la relación se queda en el camino. La pareja ya no se cuida. Todavía no saben hacer el amor, no la guerra.

La seguridad puede degradarse en pequeñas formas. Imagina que solo queda un trozo de pastel de chocolate y lo quieres. Tu pareja entra en la cocina y la quiere también. ¿Lo partes por la mitad? ¿O alguno de ustedes decide que es suyo? Si bien esto puede parecer un problema, una situación minúscula como esta puede desencadenar todo tipo de sentimientos en una relación con dificultades. Porque la necesidad individual de ese pedazo de pastel se vuelve más importante que la relación y sus necesidades.

Obteniendo ayuda

Afortunadamente, Dot y Andy están en terapia con un terapeuta capacitado y talentoso que reconoce lo que está sucediendo. Ella les ayuda a verse y a empezar a cuidarse de nuevo. En lugar de llamar a Dot egoísta y controladora, Andy comienza a ver que Dot está asustada y trata de crearse seguridad para sí misma. Y Dot ve lo aterrorizado que está Andy y que no sabe cómo manejar ese sentimiento. Con este entendimiento, pueden comenzar a ver a la otra persona no como peligrosa sino como alguien que necesita su atención y cuidado. Pasan de la acritud a la empatía. Vuelven a hacer el amor, no la guerra.

La burbuja de la pareja

Otra cosa que puede crear un sentimiento de no estar seguro en una relación es cuando los parientes, los suegros o alguien más se vuelve más importante que la relación. No puede cuidar de su pareja si las necesidades de otra persona son más importantes que las necesidades de su pareja. Para estar al cuidado de los demás, deben crear un espacio protegido alrededor suyo y de su pareja. Esto se llama «La burbuja de la pareja», por Stan Tatkin, el desarrollador de PACT: un enfoque psicobiológico de la terapia de pareja.

Esta es una habilidad y una práctica que mi esposo y yo hemos traído a nuestra relación a lo largo de los años. Es una sensación tan hermosa saber que alguien te respalda y viceversa. Sabemos que somos un equipo y nos hacemos una prioridad. Podemos hablar de los malentendidos. Cada uno de nosotros se siente emocionalmente seguro el uno con el otro. Estar al cuidado de los demás es una pieza fundamental de una gran relación.

¿Siente que su pareja puede cuidar de usted de esta manera?

¿Puedes cuidar a tu pareja de esta manera?

¿Qué puede hacer para incorporar esta práctica en su propia relación?

***

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment

Instagram

Most Popular

25 oraciones de amor y aprecio gay

El cariño entre 2 personas, así sea del mismo sexo o del sexo contrario, expresado en expresiones puede ser dulce,...

3 maneras de reiniciar tu relación cariñosa

Puedes rebobinar esa película a tu parte preferida. ¿Por qué razón no procurarlo en tu relación? Todas y cada una...

Verdades profundas sobre los inconvenientes de seguridad en las relaciones

Si tienes inconvenientes de seguridad en las relaciones, posiblemente debas retroceder un paso para investigar por qué razón los tienes...
You cannot copy content of this page