Cómo perdonar a tu cónyuge

«Perdonar es liberar a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú». – Lewis B Smeed

Toda relación tiene espacio y necesidad de perdón. Somos gente imperfecta y cometemos errores. Perdemos los estribos y arremetemos, o decimos cosas que, sin saberlo, son hirientes.

El matrimonio requiere, quizás, más perdón que cualquier otra relación. Cuando se vive con alguien tan cercano, la fricción ocurre con regularidad. Los mejores matrimonios consisten en parejas que han aprendido a dejar de lado las cosas que no importan.

Sepa lo que importa y elija sus batallas.

En un matrimonio, es más importante cuidar la relación que tener razón o ganar. Me tomó mucho tiempo aprender esto. Soy una persona competitiva por naturaleza, pero el matrimonio no es una competencia. Si gana una discusión y deja a su esposa llorando, no ha entendido todo el asunto. ¿Es lo que estás discutiendo realmente tan importante, o está bien dejar que tu esposa ponga las cortinas rosadas y amarillas en el baño porque la hacen realmente feliz?

Asume el amor.

Muchas veces las discusiones continúan porque una de las partes piensa que la otra parte quiere atraparlas. En un momento, estuvo enamorado de su esposa. Sabías que ella también te amaba. Si hubo amor allí alguna vez, probablemente todavía esté allí de alguna manera. El simple hecho de permitir este cambio de paradigma te permite ver que ella te ama, solo está enojada o herida. Si te está gritando, pero sabes que te ama, entonces tal vez esté pasando algo que no conoces. ¿Cómo puedes ayudarla? Patty Newbold de AssumeLove.com escribe extensamente sobre este tema. Recomiendo mucho leer sus cosas.

Tomar una respiración profunda.

Una de las mejores cosas del Yoga es que enseña a las personas a relajarse con la respiración. Aferrarse a la ira y el resentimiento es agotador. Tensas los hombros, el cuello, la espalda y respiras poco a poco. Cuando esté realmente molesto, tómese un momento para respirar profundamente unas cuantas veces, desde el estómago. Este simple acto lo relajará inconscientemente y tomará mejores decisiones.

Construir un puente.

No es un puente hacia ninguna parte, sino un puente hacia tu esposa. Comuníquese con ella. Es bastante difícil guardar rencor contra alguien a quien le está prestando un servicio, con quien está hablando o ayudando de alguna otra manera. Los pequeños actos de servicio pueden hacer mucho para ablandar su corazón. Arregle algo en la casa, prepare una buena comida para ella o cómprele un pequeño regalo.

Consigue ayuda.

Los terapeutas con licencia están capacitados para ayudar a las personas a ir más allá de problemas como este. Los problemas profundamente emocionales son difíciles de resolver por nosotros mismos y, a veces, necesitamos una perspectiva externa.

Haz la elección.

Cuando se trata de eso, el perdón es una elección. Todas estas opciones son solo formas de ayudarlo a llegar al punto en el que puede optar por dejarlo ir. La ira, el resentimiento, el miedo y los rencores son pesos pesados ​​que cargar. Son cánceres venenosos para tu alma.

¿Por qué perdonar?

El perdón es un bálsamo limpiador para tu alma. Te da la oportunidad de dejar tu pesada carga. Guardar rencor te hace más daño que a la persona con la que estás enojado.

Durante años tuve mala voluntad hacia mi padrastro. Hizo cosas que estaban mal, sin duda, pero le permití seguir teniendo poder sobre mi vida al albergar ese resentimiento. Cuando no estaba cerca, pasaba el tiempo pensando en cómo podía hacerle cosas horribles. Me obsesioné con cada pequeño desaire y abuso. Durante muchos años, me convirtió en una persona amargada y enojada. Envenenó mis relaciones al dañar mi capacidad de confiar en otras personas y me paralizó con la culpa de mis sentimientos hacia él.

Se necesitaron muchos años, algo de terapia y una esposa muy comprensiva para superar esa ira y resentimiento. Honestamente puedo decir que ahora perdono a mi padrastro. Hizo algunas malas elecciones, pero fueron sus elecciones. No es mio. Cuando aprendí a perdonarlo, que fue un proceso largo, permitió que mi relación con mi esposa floreciera.

Si albergas mala voluntad hacia tu esposa o hacia cualquier otra persona, te animo a que la dejes ir.

¿Y usted? Me encantaría escuchar sus historias de perdón y cómo bendijo su vida.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment

Instagram

Most Popular

25 oraciones de amor y aprecio gay

El cariño entre 2 personas, así sea del mismo sexo o del sexo contrario, expresado en expresiones puede ser dulce,...

3 maneras de reiniciar tu relación cariñosa

Puedes rebobinar esa película a tu parte preferida. ¿Por qué razón no procurarlo en tu relación? Todas y cada una...

Verdades profundas sobre los inconvenientes de seguridad en las relaciones

Si tienes inconvenientes de seguridad en las relaciones, posiblemente debas retroceder un paso para investigar por qué razón los tienes...
You cannot copy content of this page