Cómo perdonar a tu cónyuge

«Perdonar es liberar a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú». – Lewis B Smeed

Toda relación tiene espacio y necesidad de perdón. Somos gente imperfecta y cometemos errores. Perdemos los estribos y arremetemos, o decimos cosas que, sin saberlo, son hirientes.

El matrimonio requiere, quizás, más perdón que cualquier otra relación. Cuando se vive con alguien tan cercano, la fricción ocurre con regularidad. Los mejores matrimonios consisten en parejas que han aprendido a dejar de lado las cosas que no importan.