De qué manera emplear el contacto visual para flirtear

El flirteo con el contacto visual es buena forma de evaluar las aguas en tus citas y ver si alguien está entusiasmado en ti. El contacto visual es una manera segura de trasmitir de qué forma te sientes o lo que tienes en cabeza.

Géneros de flirteo con contacto visual

Como cualquier género de técnica de flirteo, el contacto visual no es solo blanco y negro. Este género de flirteo toma muchas formas y los clientes de forma frecuente emplean mucho más de un género de flirteo con el contacto visual.

Mirada popularizada

El género de contacto visual manteniendo la mirada es una observación prolongada que dura mucho más que la charla o la mirada frecuente. Acompañada de una pequeña sonrisa o calidez en los ojos, la mirada sostenida es diferente de una observación inquietante. Para eludir ver fijamente, siempre y en todo momento manda señales anatómicos cómodas como una posición simple o inclinación del cuello adjuntado con tu mirada popularizada.

Mirada furtiva

Ver de reojo implica una observación corto y prudente que es mucho más recatada que la mirada completa y popularizada. Echar una ojeada es subrepticio pero destacable. El contacto visual es buen calentamiento para otras miradas de flirteo mucho más profundas. Los jovenes de forma frecuente utilizan esta clase de flirteo.

Gran distancia

El flirteo ocular a gran distancia se genera entre 2 personas que tienen la posibilidad de no conocerse, pero sienten una atracción. De forma frecuente descrito como chispas, kismet o «amor a primer aspecto», el flirteo ocular a gran distancia se ve de forma frecuente en las películas. Flirtear con los ojos a distancia puede suceder reiteradamente en el transcurso de un largo periodo o solo durante un momento conmovedor.

Flirteo juguetón

Tu mirada puede señalar, «¡Mira esa cosa divertida!» o, «¿Puedes opinar que esto sucede?» y hacer un instante compartido entre ustedes 2. Cuando hayas cerrado los ojos, mira en otra dirección (quizás un cliente de la fila en la cafetería que hace un pedido absurdamente largo para una bebida adaptada), mire hacia atrás y sonríe. Es tal y como si los dos estuviesen bromeando; si la otra persona se ríe, asiente o rueda los ojos como diciendo «¡Lo sé, qué tontería!» Es buen signo de una conexión rápida.

Levantando las cejas

Uno acostumbra alzar las cejas en el momento en que te hallas con alguien que conoces o hallas atrayente: este es un ademán facial inconsciente y por norma general calma a otra gente (aun si no se dan cuenta). En el momento en que hagas contacto visual con otra persona, levanta las cejas tenuemente: realizar esto abiertamente puede lograr que parezcas asombrado o desconcertado, conque mantéenlo sutil. Habría de ser un movimiento sutil, pero es una convidación. Contribuir a la otra persona a sentirse cómodo contigo puede asistirlo a sentirse cómodo al arrimarse a ti para tener una charla real.

Mirada de cuerpo terminado

Las miradas de cuerpo terminado empiezan con una observación sostenida, seguida de una observación mucho más extendida a la boca, por el cuerpo y por nuevamente hasta los ojos. Esta clase de contacto visual es descarado y enormemente sensual. La persona puede contestar con una observación afín o parecer sonrojarse.

De qué manera usar el flirteo de contacto visual

Pareja haciendo contacto visual

Si quieres mandar una señal clara al objeto de tu aprecio, procura el contacto visual. Es una manera fácil de flirtear y puedes llevarlo a cabo prácticamente en cualquier sitio.

  1. Piensa en dónde volverás a conocer a quien te resulta interesante.
  2. Planea qué género de mirada usarás.
  3. No afirmes nada si es viable y quédate inmovil, pero de una forma casual. Si andas inquieto, entabla una charla con un amigo mientras que esperas un instante oportuno.
  4. Sin girar tu cuerpo, regresa tu cabeza hacia tu interés amoroso. Espera a que él o ella te devuelva la mirada.
  5. Mira intensamente a sus ojos, pero no con mucha intensidad. Añade una sonrisa o algún género de ademán a tu mirada. Movimientos como tocar tus labios, acariciar tu mejilla y retorcer tu pelo son movimientos habituales que acompañan un óptimo flirteo de mirada.

¿Quedarse observando es siempre y en todo momento un flirteo?

Es esencial emplear los consejos precedentes y no sencillamente ver fijamente a alguien. Ver fijamente puede ser contraproducente y no verse como un sentimiento coqueto si tu mirada no está acompañada por el lenguaje corporal correspondiente o la suavidad de los ojos. Ver sin ver por bastante tiempo a alguien va a hacer que el receptor logre meditar que sencillamente andas soñando despierto o intentando de rememorar un rostro para acordarse de dónde lo conoce.

Qué llevar a cabo en el momento en que haces contacto visual

Conseguiste detallar contacto visual con la otra persona y te está devolviendo la mirada. ¿En este momento qué? Este es buen instante para una pequeña sonrisa, un pequeño ademán de reconocimiento con la cabeza, o si la otra persona semeja estar atrapada de manera cómoda en tu mirada, puede ser hora de caminar y saludar. El contacto visual exitoso es tanto una charla (si bien no verbal) como un trueque inicial de gracietas; no poseas temor de comenzar una charla real tras conectarte a través del contacto visual.

Contacto visual rechazado

Para eludir la vergüenza popular, es bueno entender cuándo cesar y abandonar con el contacto visual de flirteo. Bastante de algo positivo puede lograr que te mires como un acosador o alguien bastante belicoso. Deja que transcurra un tiempo entre las miradas y deja que la otra persona tenga la posibilidad de estimar tu «oferta». Si tu contacto visual te frunce el ceño o si él o ella te impide, entonces sabes que tus adelantos no son bienvenidos. Si esto pasa, pausa tu mirada de flirteo.

Movimientos inadmisibles

El lenguaje corporal que usas con tu contacto visual es esencial. Impide estos movimientos en el momento en que hagas contacto visual, en tanto que la mayor parte de la gente no admitirán estos movimientos.

  • Pasar tu lengua sobre tus labios
  • Pasar la mano fregando el área de la ingle
  • Movimientos de tu boca sigilosos.
  • Indicar las áreas del cuerpo de la otra persona.

La práctica hace la perfección

Flirtear con la mirada es una manera vigorosa de llamar la atención de alguien que te resulta interesante. Con algo de práctica, puedes transformarte en un profesor del ligue.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment

Instagram

Most Popular

11 maneras de probarle amor a tu novio

La preocupación de probar tu amor es un aspecto muy femenino. La mayor parte de los hombres eligen los medios...

Qué llevar a cabo y qué no realizar en tu primera cita

Meditar sobre lo que deseamos realizar en una primera cita puede ser un desafío, pero asimismo puede ser realmente entretenido...

De qué forma olvidar un amor irrealizable

Hay amores que sencillamente no tienen la posibilidad de ser pues los dos procuran cosas distintas o pues sus caminos...