El mejor consejo matrimonial de un abogado especialista – Consejos de amor

¿Qué haces cuando tu relación está en problemas? Si eres como la mayoría de las personas, la primera reacción es buscar ayuda (en la mayoría de los casos, de alguien cercano a ti). Sin embargo, la última persona en la que piensas para asesorarte sobre la vida matrimonial es un abogado de divorcios. Esto no sorprende realmente. Los abogados de divorcios suelen estar en el negocio de terminar una relación, no de salvarla. La verdad es que tratan diariamente con parejas que quieren separarse. Saben las principales razones por las que una pareja quiere terminar su relación. Puede sonar irónico, pero con la experiencia, los abogados de divorcio son los mejores que pueden aconsejarte sobre cómo evitar el divorcio y la ruptura. Así que aquí hay algunos consejos que te serán de gran ayuda.

Divertirse juntos

«Ya no tenemos nada en común»: una frase que se ha pronunciado una y otra vez en los bufetes de abogados. Después de unos años de convivencia, las parejas suelen mirar hacia atrás, al principio de su relación. Aquellos tiempos en los que solían salir a cenar, ir a conciertos de su banda favorita, ir de excursión juntos.

Desafortunadamente, con el tiempo, los intereses cambian poco a poco y no hace falta decir que la falta de tiempo libre tampoco ayuda. Si tu pareja sólo están viendo la televisión después del trabajo, sin decir una palabra, es hora de sacudir un poco tus hábitos. Habla con tu compañero sobre lo que siempre has querido hacer y encuentra una manera de divertirse juntos.

Por ejemplo, pueden inscribirse en clases de cocina, tomar clases de baile de salón, hacer deporte juntos… sólo tienen que encontrar algo que les apasione a ambos. Además de recuperar la pasión perdida en la luna de miel, tendrán nuevas cosas de las que hablar, una nueva comunidad con la que compartir y, sobre todo, mucho más tiempo juntos.

Deja de comparar tu relación con los demás

¿Alguna vez has oído el dicho: «La comparación es el ladrón de la alegría»? Ese adagio tiene sentido aquí. En una época en la que las redes sociales son una parte integral de nuestra vida cotidiana, nunca ha sido más fácil comparar tu vida de pareja con la de los demás.

Sin embargo, tienes que entender que la vida en las redes sociales es como un iceberg: nunca debes confiar únicamente en lo que ves en la superficie. Es un hecho: nadie estará tentado de publicar sus fracasos y problemas de pareja en Facebook o Twitter.

Esta amiga, que también prospera en los brazos de su marido, puede ser la que recientemente se ha sometido a una terapia de pareja para salvar su matrimonio. Este amigo que también cuida de su esposa puede ser el que le sea infiel. Los abogados de divorcios saben esto mejor que nadie porque tratan este tipo de casos todos los días.

Confiar incondicionalmente

Para vivir en una relación saludable, la confianza es esencial. Después de todo, es la base misma de la fundación de una pareja. Si quieres una relación fuerte, es por lo tanto esencial confiar en tu pareja y viceversa.

En la práctica, ¿qué significa «confianza»? Es muy simple, si tu compañero dice que va a buscar leche, debes creerle y no buscar otras razones que puedan justificar su salida. Si tu primera reacción es sospechar o preguntarte si está mintiendo o no, siéntate y contrólate.

Hazte estas preguntas: ¿realmente no confías en él o sólo estás molesto por algo más? ¿No estás reflexionando en silencio sobre una situación que te ha perjudicado en el pasado? ¿Te sientes inseguro por este asunto no resuelto? Si la falta de confianza se debe a una situación que te ha perjudicado en el pasado, habla con tu pareja sobre ello.

Date el gusto

A menudo las parejas que terminan en un despacho de abogados son las que dicen que nunca tienen tiempo para ellos mismos, para hacer las cosas que les gustaban hacer antes, para pasar tiempo con sus amigos y así sucesivamente. Como dije antes, es esencial encontrar pasatiempos que les interesen a ambos y que les ayuden a mantener encendida la llama de su pasión. Sin embargo, no debes olvidar que también necesitas tiempo para ti mismo.

Las mujeres, en particular, se pasan la vida trabajando, cuidando de su hogar y su familia (si ya tienen hijos). Tanto si eres mujer como hombre, debes recordar que eres una persona fuera de esta relación. Tienes necesidades y deseos personales que deben ser satisfechos para ser feliz en la vida.

De ahora en adelante, sé menos tacaño con el tiempo que te das. Cómprate libros, ponte una máscara facial, date un largo baño, ve a esa famosa clase de yoga que tanto te apasiona, en fin, tómate el tiempo de hacer lo que no tienes tiempo de decir. Nadie, ni siquiera tu pareja, puede ser responsable de tu felicidad personal. Después de todo, ¿cómo puedes ser feliz con alguien si no puedes ser feliz contigo mismo?

Di lo que sientas

Esto puede ser una sorpresa para ti y sin embargo es un consejo muy importante. Si no eres feliz en tu relación o no consigues lo que necesitas para ser feliz, dilo. Dilo en voz alta. A tu compañero. No esperes a estar delante del abogado para decir: «Siempre haces esto cuando no lo soporto» o «He estado triste durante mucho tiempo, pero no me atreví a hablar de ello para salvar mi relación».

Ante estas afirmaciones, la respuesta que siempre vuelve es: «¿Por qué no me lo dijiste antes? ». Ya sea que hayas estado en una relación por años o por unos meses, debes entender que tu pareja no es capaz de leer tus pensamientos.

Si algo te molesta, si tienes una necesidad urgente de decir lo que te molesta de tu pareja, ¡hazlo! La comunicación es importante en la vida matrimonial. Y es exactamente la comunicación lo que le permitirá salvar tu relación y encontrar la felicidad con tu pareja.

Presta atención a tus pensamientos

¿Quién es la persona que más influencia tiene sobre ti? ¡Tú mismo! Esa vocecita en tu cabeza es la que te guía en tu vida diaria. ¿Dime qué te dice esta vocecita cuando tu compañero sale con sus amigos? ¿Dime qué te dice esta vocecita que hagas cuando el teléfono de tu compañero está frente a ti? Si este es un mal consejo, deja de seguirlo.

Cuando llegas a casa del trabajo y ves a tu pareja sentada viendo la televisión mientras la casa está al revés, ¿la vocecita dice: «Oh, tal vez esté cansada, pediré un plato y veré la televisión con él o ella» o «¿Qué demonios hace todavía frente a la televisión? ¿Por qué siempre tengo que hacer todo en esta casa?».

Si te dices constantemente en tu cabeza que la persona con la que compartes tu vida es perezosa, egoísta, arrogante, mezquina o cualquier otra cosa despectiva, espera que tu relación amorosa nunca mejore.

Pedir ayuda

Imaginemos que estás gravemente enfermo y que para recuperar tu salud, necesitas una cirugía. ¿Serías capaz de realizar esta operación por tu cuenta? No lo creo. Entonces, ¿por qué cuando tu matrimonio se enfrenta a un problema serio, crees que puedes arreglarlo tú mismo y no necesitas pedirle ayuda a nadie?

Hay muchas maneras y mucha gente que puede ayudarte a lidiar con tus problemas matrimoniales. Antes de llamar a la puerta de un abogado de divorcios, considera llamar a la puerta de un consejero matrimonial por ejemplo.

Muchas personas luchan solas con problemas maritales porque están convencidas de que nadie puede ayudarlas con sus preocupaciones. Pero cuando estás atrapado en arenas movedizas, ayuda tener a alguien que pueda sacarte de ellas.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment

Instagram

Most Popular

Estadísticas sobre las relaciones interraciales

Si andas teniendo en cuenta las citas interraciales, puedes tener curiosidad por las estadísticas sobre las relaciones interraciales. Más allá...

12 señales visibles de que le agradas a un chaval tímido

Por mucho que se piensa que las mujeres han de ser bien difíciles de comprender para los hombres, asimismo es...

De qué forma dividir a una pareja: 10 maneras de romper una relación extraña

En ocasiones, en el momento en que la gente entran en una relación, se ponen anteojeras y no tienen la...
You cannot copy content of this page