DE QUÉ ES BUENO HABLAR AL INICIAR UNA RELACIÓN

HABLAR AL INICIAR UNA RELACIÓN:

Desde el inicio de una relación se deben abordar determinados temas para evitar sorpresas y empezar de con el pie derecho. Al iniciar una relación, se recomienda mencionar algunos puntos importantes para evitar sorpresas desagradables en el futuro. Además, es una manera muy positiva de abrir los canales de comunicación; de esta forma, construimos desde el inicio los pilares que permanecerán activos durante toda la relación.

Hay muchas cosas de las que es importante hablar y es mejor hacerlo cuando comience la relación. Hablar te ayudará a conocer mejor a la persona con la que estás, pero también a darte cuenta de si hay puentes o diferencias irrecuperables entre ustedes.

Existe una gran cantidad de casos de relaciones que terminan porque los miembros de la pareja no tenían claro desde el principio qué era importante para ellos. Las parejas están devastadas no solo por el final de la relación, sino también por no poder identificar estas diferencias antes.

Cuando intentas seducir a alguien, no es raro que encubras algo o trates de dar lo mejor de ti. Es después que mostramos quiénes somos realmente, y la gente no cambia (o solo un poco). Hablando con sinceridad sobre determinados temas, es muy probable que la base de la relación sea más sólida y duradera.

Habla sobre tu filosofía de vida y tu visión para el futuro

Habla sobre tu cosmovisión, sus ideas políticas y religiosas. Habla también de tus proyectos profesionales y de vida: por ejemplo, si quieres vivir en otro país. Aunque sea más difícil, aborda también los temas del matrimonio y los hijos, incluso cómo te gustaría criarlos, aunque no es necesario que te pongas de acuerdo en todo. Es posible que de la conversación surjan preguntas en las que no habías pensado.

Estas conversaciones no solo son útiles para conocerse entre ambos, sino también para conocerte a ti mismo. Sin embargo, es importante ser abierto y respetuoso, pero también sincero y estar dispuesto a compartir lo que piensas.

Habla de tu infancia y tu pasado

Compartir recuerdos divertidos es una forma de pasar tiempo juntos. El primer amor, la primera borrachera, alguna alegría, etc… No tengas miedo de hablar sobre recuerdos dolorosos o vergonzosos, de hablar si has sufrido abuso o algo que te llamó la atención. Mostrar tus vulnerabilidades puede hacer que la otra persona se sienta más segura y comparta las suyas.

También puedes aprovechar para hablar de tus relaciones pasadas, pero siempre con respeto y dando solo los detalles necesarios. Las infidelidades son un tema delicado, pero también puede ser importante abordarlas. Iniciar una relación ocultando información puede causar mucho daño. Te hayan sido infiel o no, es importante hablar de ello con tu actual pareja y expresar las razones y sentimientos que rodean esta situación.

Hablar de sexualidad

Puedes hablar de ello en un ambiente tranquilo y privado, ya que es un tema delicado que puede incomodar, especialmente cuando la relación está comenzando y la confianza aún no es del todo sólida. El sexo es una parte importante de la relación y la comunicación en este ámbito es fundamental. Por eso se recomienda no tratar este tema como un tabú.

Habla de tus fantasías, lo que te gusta y lo que te gustaría probar. Hablar de sexo también ayuda a desarrollar la intimidad. Es un tema privado y es deseable que se quede entre ustedes, pero si quieres compartirlo asegúrate de que siempre de la manera más respetuosa.

Hablar sobre dinero, deudas y cuestiones legales

Habla sobre cuánto ganas y qué gastas cada mes, si tienes ahorros para un proyecto, si te gusta viajar, salir a comer, etc. Ya sea que tengas ahorros o deudas, es importante mencionarlo para evitar que la pareja se entere a través de otros y se sienta disgustada. Asimismo, no dudes en mencionar si has tenido alguna inquietud legal para evitar que estos temas aparezcan por sorpresa.

Cuando iniciamos un proyecto de vida, todas las decisiones (incluidas las relacionadas con el dinero, especialmente si es común) deben discutirse y tomarse en conjunto, ya sea que estén de acuerdo con lo que hará y nadie toma una decisión sin consultar al otro.

Hablar de familiares y amigos

Este tema es muy delicado. No es recomendable decirle a tu pareja lo que sientes por su familia o cualquier conflicto que tengas con ellos, ya que esto puede predisponerlos y ensuciar la relación. Tampoco compartas los problemas de tu relación con tu familia. Este es un asunto privado, la familia siempre estará de tu lado y, cuando se resuelva el problema, es posible que te guarden rencor por las cosas que has perdonado.

Es fundamental seleccionar la información familiar que compartimos con nuestra pareja, así como la información de pareja que compartimos con nuestra familia. No tienes que mentir, pero te recomendamos que seas selectivo y cuidadoso con la información que comparte.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment

Instagram

Most Popular

3 PASOS PARA LIBERARSE DE LA DEPENDENCIA EMOCIONAL EN PAREJA

LIBERARSE DE LA DEPENDENCIA EMOCIONAL EN PAREJA Cuando nos encontramos con la persona que amamos, somos uno y somos, en este momento, dependientes y fusionados...

10 SEÑALES DE QUE UNA RELACIÓN SE VOLVERÁ TÓXICA

Las nuevas relaciones son emocionantes y la química inicial es embriagadora y adictiva. La tentación de lanzar la precaución al viento y lanzarte de...

¿CUÁLES SON LOS INGREDIENTES BÁSICOS DE UNA PAREJA?

En la terapia de pareja, es común que se les pida a ambos que den su propia definición de lo que es ser una...
You cannot copy content of this page